El campo de actuación de la osteopatía es muy amplio, trabaja de forma global el organismo, el fin es restablecer el equilibrio en todo el cuerpo.

Hoy vamos a centrarnos en estos cinco puntos:

1.- La osteopatía soluciona dificultades en la movilidad.

Osteopatía no es sinónimo de enfermedad o problema de los huesos.
Cualquier alteración esquelética, en particular de la columna vertebral, puede a la larga acarrear una enfermedad, ya que las dificultades de movilidad van a tener repercusiones sobre la circulación y los nervios que hacen funcionar nuestros órganos.

2.- La osteopatía puede tratar cualquier problema de salud en el ámbito de la disfunción.

Esto quiere decir que la osteopatía trata de regular nuestra fisiología para que el organismo funcione como debe, con la limitación de las alteraciones o modificaciones anatómicas que aparezcan como consecuencia de alguna enfermedad.

3.- La osteopatía se puede aplicar durante el embarazo.

Sí se puede aplicar, tanto para prevenir posibles complicaciones durante el parto como para mejorar los dolores que se puedan producir por los cambios físicos que experimenta la mujer embarazada.
Es igualmente valiosa en cuestiones de fertilidad.

4.- La osteopatía en bebés es beneficiosa.

La osteopatía es muy beneficiosa en los bebés, ya que podemos solucionar contrariedades presentes debidas al esfuerzo en el parto, y prevenir dificultades futuras ocasionadas al nacer.

5.- La osteopatía es muy útil como prevención de enfermedades orgánicas y lesiones biomecánicas.

Hay que tener en cuenta que en el cuerpo humano pueden producirse lesiones como consecuencia de diversas acciones físicas, por lo tanto, cuanto más ajustada esté nuestra columna mejor funcionará nuestro cuerpo, y más coordinados serán los influjos nerviosos sobre los órganos.

Autor del post: José A. Naranjo Moreno para Synergia.

Osteopatía

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *